Inviolabilidad del domicilio

  • Tengo un piso alquilado a tres estudiantes, siempre he cumplido en todo lo pactado en el contrato (período del 15 de septiembre al 30 de junio), los 15 días de septiembre en tres años no se los he cobrado. Una de las veces me llamaron para decirme que no les funcionaba el calentador, después de estar cuatro horas el fontanero éste me dice que estaban sin butano, dos meses más tarde deja de funcionar dicho calentador por estar encendido día y noche y estar atascado, vuelvo a llamar al fontanero y soluciona el problema, no cobrándoles la facturas. Hace unos días necesitaba enseñar el piso para alquilar en el período de verano y no me dieron permiso para poder entrar en la vivienda, ¿tengo derecho a visitar la vivienda para sacarle unas fotos y poder anunciarlo para el verano?. Reciban un saludo cordial

  • La compañía de Electricidad me informa que para realizar unas obras de reparación de la red eléctrica tienen que entrar en un piso que tengo alquilado, pero el inquilino se niega a dejar entrar a los operarios de la compañía. ¿Qué puedo hacer?

  • ¿Puede el propietario de un piso alquilado entrar en él sin permiso del inquilino?

    Existe la creencia popular de que el propietario de una vivienda alquilada puede entrar y salir de la misma a su antojo, con independencia de lo que diga, haga o deje de hacer el inquilino. Si la vivienda es mía, piensa el propietario, ¿cómo no voy a poder entrar para comprobar si hay goteras –por ejemplo- o comprobar si me la están cuidando como es debido? Veamos cuál es su régimen.

    Al celebrar un contrato de arrendamiento de un piso o casa o incluso de una sencilla habitación, estamos cediendo el uso de la misma a una tercera persona para que esta satisfaga su necesidad permanente de vivienda y la convierta por lo tanto en su domicilio a todos los efectos.